movimiento sociedad

Home/Tag: movimiento sociedad

[Entrevista] Sebastián Marfil, líder del primer núcleo del Movimiento Sociedad en el Norte

En agosto del año pasado (2016) nace en la Región de Valparaíso el incipiente el Movimiento Sociedad, un movimiento político universitario con proyección nacional basado en la libertad como principio político y la solidaridad como principio moral. Hoy, tan solo 8 meses después, el movimiento se encuentra presente en 12 universidades chilenas y continúa expandiéndose por el país. En ese contexto, la Universidad Católica del Norte en Antofagasta es la primera universidad del "zonal norte" en la que se conforma Sociedad, convirtiéndose en bastión del movimiento en su proyección al resto de las casas de estudio en la zona septentrional. Sebastián Marfil, estudiante de la Facultad de Derecho de la UCN es el encargado de asumir el liderazgo del naciente núcleo del movimiento en esta universidad y con él conversamos el día de hoy.   ¿DE DONDE SURGE LA IDEA DE TRAER SOCIEDAD A ANTOFAGASTA? La idea de traer el Movimiento Sociedad a Antofagasta nace de motivaciones tanto regionales como nacionales. Las motivaciones regionales fueron, entre otras, el desinterés y la desconfianza que los estudiantes de nuestra región sienten por todo lo que tenga que ver con política universitaria, la fuerte conexión que existe entre partidos políticos y los grupos políticos que optan a cargos en nuestras universidades, que muchas veces lleva a estos últimos a buscar el beneficio de sus partidos por sobre el de los estudiantes que representan y la inexistencia de alternativas a los movimientos estudiantiles de inspiración socialista. Estas circunstancias generaron en las casas de estudios de nuestra región un escenario de despolitización generalizada y una fuerte hegemonía de los grupos de izquierda que logran captar, casi sin ningún contrapeso, a los pocos estudiantes interesados en política universitaria que van quedando. Toda esto se traduce en situaciones

La irrupción del liberal Movimiento Sociedad

Leer en Mercurio Valparaíso Pag. 1 - Pag. 2 - Pag. 3 | El Movimiento Sociedad tomó forma desde ciertos espacios que fueron quedando vacíos en las propias manifestaciones estudiantiles a nivel nacional. Estas grietas fueron siendo ocupadas por un colectivo que se autodefine "liberal amplio, independiente de los partidos políticos, basado en la libertad como principio político y en la solidaridad como principio moral". Bajo estos principios hace poco más de un año se formó este referente que, en conjunto con la nueva Federación de Estudiantes Secundarios (FES), se alineó como frente político estudiantil basándose en una nueva corriente de pensamiento dentro del liberalismo desarrollada por el Centro de Estudios Equidad Ξ denominada Liberalismo Asociativo o "Societarismo". Equidad Ξ, que también tiene sus orígenes en las movilizaciones estudiantiles del 2011 y hace pocos días se constituyó como Fundación, está integrado por estudiantes de la Pontifica Universidad Católica de Valparaíso que promueven la asociatividad ciudadana y la descentralización social como vías para que la sociedad pueda relevar al Estado en la gestión de las funciones públicas. Si bien hoy ponen su foco en organizaciones estudiantiles, pretenden avanzar en los sucesivo a organizaciones sindicales y de la dirigencia social. EXPANSIÓN "Se trata de un liberalismo humanista capaz de entender que no sólo intereses económicos mueven al ser humano, ni sólo intercambios mercantiles explican a la sociedad. Se trata de superar el homo económicus del liberalismo clásico con una nueva concepción del mismo como homo socialis. Desde esta visión proponemos la descentralización social del Estado como una forma de quitarle poder a las élites políticas y devolver esos recursos al ciudadano común mediante el empoderamiento de sus organizaciones sociales" precisa Francisco Costa, fundador y coordinador nacional del Movimiento Sociedad. También es alumno de Derecho y consejero

[Francisco Costa] Libertad de asociación estudiantil

Hace aproximadamente un año y medio el Centro de Estudios Equidad realizó un informe que dio a conocer la vulneración a la libertad de asociación que se da en las federaciones de estudiantes. Este derecho, reconocido por más de 100 años como Hzuna prolongación de las libertades de pensamiento, expresión y reunión, está consagrado en la Declaración Universal de Derechos Humanos tanto en su versión positiva (“toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas”) como en la negativa (“nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación”). Ambas son libertades protegidas por nuestra legislación, pero su faz negativa es vulnerada de manera sistemática por las organizaciones estudiantiles. Cuando esto se discutió por primera vez en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso los movimientos que hoy dominan a la Confech se opusieron tajantemente a reconocer ese derecho. Pero, desde entonces, gracias a la determinación de muchos, al menos tres federaciones de distintas ciudades han reformado sus estatutos para actuar acorde con la normativa nacional e internacional. La última fue la FEUTSM, que reformó su estatuto con un 83% de aprobación. ¿Vendrán desafiliaciones masivas? Nadie lo sabe, pero si una institución sufre este fenómeno es porque tiene problemas de representatividad desde antes. Sí podemos estar seguros que desde hoy esas federaciones asumen un nuevo deber: representar la voluntad de sus afiliados, velar por la responsabilidad, probidad y transparencia en su actuar, y lograr -sin obligar- que los estudiantes se sientan comprometidos a crear poder estudiantil.   Leer en LA TERCERA

[Entrevista] María Victoria Farías, candidata de Sociedad al Consejo Superior de la PUCV

Nacida en Melipilla, tiene 22 años y es estudiante de cuarto año de Ingeniería en Alimentos en la PUCV. Su primer acercamiento a la política fue al involucrarse en diferentes voluntariados sociales, destacando su labor en Desafío Levantemos Chile durante el último gran incendio en Valparaíso. El año pasado fue representante de su carrera en la Convención de Estudiantes de la FEPUCV, instancia en la que luchó incansablemente por mejorar los espacios democráticos dentro de la institucionalidad de los estudiantes. Hoy quiere ser la primera mujer en alcanzar el cargo de representación estudiantil en el máximo órgano de gobierno de la universidad. Hoy son pocos los que confían en “los políticos”. ¿Qué te motivó a postularte a Consejera Superior? En las elecciones de la FEPUCV del año pasado más de 9.000 compañeros decidieron simplemente no votar, con un porcentaje de abstención nunca antes visto y que se debe en gran medida al vacío de ideales y a la falta de opciones que le entregamos a nuestros compañeros. Esta ausencia de opciones es responsabilidad de quienes no se aventuran a abrir nuevos caminos. Tras el conjunto de candidatos que integra nuestra lista existe un grupo de estudiantes aburridos de ser ninguneados por la “maquina política”. No tenemos gran experiencia ni gran trayectoria, pero tenemos la convicción de que es tiempo de involucrarnos y crear una nueva alternativa, porque estamos convencidos de que no ser políticos es ser indiferentes, y ser indiferente es permitir que otros nos utilicen para cumplir los objetivos de una minoría radical. ¿Cuáles son las principales propuestas sobre las que has basado tu campaña? Nuestra campaña se fundamenta en tres grandes pilares: democratizar los espacios, crear una verdadera comunidad universitaria, y defender y