Entrevista

Home/Entrevista

[Entrevista] Sebastián Marfil, líder del primer núcleo del Movimiento Sociedad en el Norte

En agosto del año pasado (2016) nace en la Región de Valparaíso el incipiente el Movimiento Sociedad, un movimiento político universitario con proyección nacional basado en la libertad como principio político y la solidaridad como principio moral. Hoy, tan solo 8 meses después, el movimiento se encuentra presente en 12 universidades chilenas y continúa expandiéndose por el país. En ese contexto, la Universidad Católica del Norte en Antofagasta es la primera universidad del "zonal norte" en la que se conforma Sociedad, convirtiéndose en bastión del movimiento en su proyección al resto de las casas de estudio en la zona septentrional. Sebastián Marfil, estudiante de la Facultad de Derecho de la UCN es el encargado de asumir el liderazgo del naciente núcleo del movimiento en esta universidad y con él conversamos el día de hoy.   ¿DE DONDE SURGE LA IDEA DE TRAER SOCIEDAD A ANTOFAGASTA? La idea de traer el Movimiento Sociedad a Antofagasta nace de motivaciones tanto regionales como nacionales. Las motivaciones regionales fueron, entre otras, el desinterés y la desconfianza que los estudiantes de nuestra región sienten por todo lo que tenga que ver con política universitaria, la fuerte conexión que existe entre partidos políticos y los grupos políticos que optan a cargos en nuestras universidades, que muchas veces lleva a estos últimos a buscar el beneficio de sus partidos por sobre el de los estudiantes que representan y la inexistencia de alternativas a los movimientos estudiantiles de inspiración socialista. Estas circunstancias generaron en las casas de estudios de nuestra región un escenario de despolitización generalizada y una fuerte hegemonía de los grupos de izquierda que logran captar, casi sin ningún contrapeso, a los pocos estudiantes interesados en política universitaria que van quedando. Toda esto se traduce en situaciones

[ENTREVISTA] Alexandro Cea: «No existe una ideología de género sino tres: Una neomarxista, una conservadora y una liberal»

LEER ENTREVISTA EN: Periferia Internacional (Perú) | Con la aparición de destacada literatura sobre estudios de género y la aplicación normativa de aperturas sociales en diversos países desarrollados muchos autores se han mostrado contrarios a este cambio que podría vulnerar los cimientos de la familia tradicional. Desde la izquierda se culpa a la derecha del sometimiento de las mujeres y las minorías sexuales y desde la derecha se culpa a la izquierda de promover, mediante el marxismo cultural, un cambio impropio en la sociedad, pero dentro de este espectro de discusión, ¿dónde están los liberales? *Alexandro Cea, liberal e intelectual chileno nos comenta en la siguiente entrevista que la llamada ideología de género ha sido tomada por ambas fuerzas políticas para sus propias agendas más que por un interés real en sí y cómo el liberalismo puede ser una vía que conceda los derechos a estos sectores de la sociedad sin necesidad de una promoción estatista. 1.- ¿Existe una ideología de género o los estudios sobre género se han malinterpretado? Debemos analizar primero qué es lo que entendemos por ideología, pues es posible encontrar dos significados. Una primera acepción se refiere a un “sistema de creencias políticas” o un “conjunto de ideas y valores concernientes al orden político”. Una segunda acepción la considera simplemente como sinónimo de “falsa creencia”. Considerar “lo ideológico” como sinónimo de “lo falso” es una tendencia de la tradición conservadora, la cual cataloga habitualmente como tal a toda doctrina que se aleje de sus valores por considerar las ideas propias como “verdaderas” y todas las demás simplemente “falsas”.  Pero cualquier persona que adhiera a otra ideología podría predicar lo mismo de las ideas conservadoras, volviéndose el término un concepto relativo. Por esa razón

[Entrevista] Katherine Porras, presidenta CED PUCV y directora de investigación de Equidad Ξ

LEER EN: Mercurio Valparaíso | Nació en Lima, Perú, pero no tiene duda en decir que "ahora mi país es Chile". Y claro, es que ya han pasado siete años desde que Katherine Porras Mendo llegó a estas latitudes a pasar junto a su padre y su familia las fiestas de fin de año. A sus 22 años, Katherine es la nueva presidenta del Centro de Estudiantes de la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), logrando con esto, ser la segunda mujer en la historia en liderar el centro de estudiantes de la carrera, que aglutina el mayor número de alumnos. Desde su puesto, Katherine intentará potenciar algunas falencias que existieron en la directiva anterior. Asimismo, cree que la reforma educativa no está siendo llevada por buen camino y que es urgente una nueva ley de inmigración. -¿Cuál el significado que le entregas a haber sido electa como presidenta del Centro de Alumnos de la Escuela de Derecho de la PUCV? Me sentí muy agradecida con mi escuela. Fue un sentimiento muy bonito de integración por el hecho no sólo de ser peruana, sino también por el hecho de ser mujer. Soy la segunda mujer en la historia en ser presidenta del Centro de Estudiantes. Nunca se tomó en cuenta si yo era mujer o si era de nacionalidad peruana, al contrario, se tomaron en cuenta mis cualidades personales; además, del trabajo que realizó el equipo. - ¿Cómo nace la motivación para aceptar el desafío de liderar este centro de estudiantes? Estuve participando en dos listas anteriores debido a que siempre me gustó la idea de hacer una mejor escuela. Luego se me acercó un grupo de amigos y me hablaron

[Entrevista] Matias Cortes, candidato a presidente FEUDLA Viña del Mar

Matías Cortés Valderrama es estudiante de cuarto año de Educación Física en la Universidad de las Américas sede Viña del Mar. Nació en Santiago y vive actualemente en la Región de Valparaíso, especificamente en la ciudad de Quilpue. Es bombero y fundador de la 5ta Compaía de Bomberos de Quilpúe y tiene un hijo de 10 años que se llama Benjamín. Hoy lidera un nuevo proyecto, esta vez político, como candidato a presidente de la federación de estudiantes de su universidad, intentanto generar un cambio inspirado en los los valores de la libertad y la solidaridad, desde los que pretende revitalizar la comunidad universitaria y fortalecer la autonomía de la Universidad de las Américas. ¿Porque quisiste incidir en la organización estudiantil nacional? Formamos un grupo capaz de afrontar cualquier situación y salir adelante. Éste tipo de equipos necesita la FEUDLA Viña del Mar en todo sentido para influir de forma interna y externa. En la actualidad, donde nos vemos amenazados y cuestionados por el Estado, es imperante alzar la voz y mostrar nuestra capacidad con acciones concretas. ¿Cómo definirías la misión de una federación de estudiantes en el entorno interno y externo de UDLA? Interno tenemos varias misiones. Una de estas es seguir con la formación de nuevos centros de estudiantes, fomentar la vida universitaria dentro del campus, lograr que el estudiante UDLA no vea el espacio universitario como un supermercado donde va a comprar algo y se retira. La Universidad es un espacio donde uno crece como persona, en un nivel académico pero tambien personal y emocional. Por otro lado, nuestra misión en el ámbito externo es difícil pero creemos que estamos más que preparados para lograr mostrar a la sociedad lo valioso que es el estudiantes UDLA en

[Entrevista] María Victoria Farías, candidata de Sociedad al Consejo Superior de la PUCV

Nacida en Melipilla, tiene 22 años y es estudiante de cuarto año de Ingeniería en Alimentos en la PUCV. Su primer acercamiento a la política fue al involucrarse en diferentes voluntariados sociales, destacando su labor en Desafío Levantemos Chile durante el último gran incendio en Valparaíso. El año pasado fue representante de su carrera en la Convención de Estudiantes de la FEPUCV, instancia en la que luchó incansablemente por mejorar los espacios democráticos dentro de la institucionalidad de los estudiantes. Hoy quiere ser la primera mujer en alcanzar el cargo de representación estudiantil en el máximo órgano de gobierno de la universidad. Hoy son pocos los que confían en “los políticos”. ¿Qué te motivó a postularte a Consejera Superior? En las elecciones de la FEPUCV del año pasado más de 9.000 compañeros decidieron simplemente no votar, con un porcentaje de abstención nunca antes visto y que se debe en gran medida al vacío de ideales y a la falta de opciones que le entregamos a nuestros compañeros. Esta ausencia de opciones es responsabilidad de quienes no se aventuran a abrir nuevos caminos. Tras el conjunto de candidatos que integra nuestra lista existe un grupo de estudiantes aburridos de ser ninguneados por la “maquina política”. No tenemos gran experiencia ni gran trayectoria, pero tenemos la convicción de que es tiempo de involucrarnos y crear una nueva alternativa, porque estamos convencidos de que no ser políticos es ser indiferentes, y ser indiferente es permitir que otros nos utilicen para cumplir los objetivos de una minoría radical. ¿Cuáles son las principales propuestas sobre las que has basado tu campaña? Nuestra campaña se fundamenta en tres grandes pilares: democratizar los espacios, crear una verdadera comunidad universitaria, y defender y