Francisco Costa Yanez

Home/Francisco Costa Yáñez
Francisco Costa Yáñez

About Francisco Costa Yáñez

Director Político del Centro de Estudios Equidad Ξ Coordinador Nacional del Movimiento Sociedad

[Francisco Costa] CONFECH: No nos representan

LEER EN El Demócrata - Diario Concepción |  Asombro causó entre miles de estudiantes el comunicado emitido por la Confech el domingo pasado respaldando las votaciones de la Asamblea Nacional Constituyente impulsada por el régimen de Maduro en Venezuela. Esto no es grave solo por apoyar de manera ingenua un proceso con rasgos de autogolpe que ha sido condenado de manera transversal por la comunidad internacional, sino que también lo es por haberse realizado sin que haya sido discutido ni votado en ninguna universidad. No sorprende que el respaldo chileno al régimen autoritario de Maduro venga de una organización que de representatividad, transparencia y democracia conoce poco. Lo que sí sorprende es que sigamos permitiendo que se nos arrebate nuestra voz y que se vulnere el derecho que debería tener cada estudiante para decidir si afiliarse o no a la Confech. Algunos colectivos emergentes buscamos hacer un cambio desde dentro, pero mientras tanto ¿seguiremos obligando a nuestros compañeros a representarse por ésta?  

[Francisco Costa] Libertad de asociación estudiantil

Hace aproximadamente un año y medio el Centro de Estudios Equidad realizó un informe que dio a conocer la vulneración a la libertad de asociación que se da en las federaciones de estudiantes. Este derecho, reconocido por más de 100 años como Hzuna prolongación de las libertades de pensamiento, expresión y reunión, está consagrado en la Declaración Universal de Derechos Humanos tanto en su versión positiva (“toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas”) como en la negativa (“nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación”). Ambas son libertades protegidas por nuestra legislación, pero su faz negativa es vulnerada de manera sistemática por las organizaciones estudiantiles. Cuando esto se discutió por primera vez en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso los movimientos que hoy dominan a la Confech se opusieron tajantemente a reconocer ese derecho. Pero, desde entonces, gracias a la determinación de muchos, al menos tres federaciones de distintas ciudades han reformado sus estatutos para actuar acorde con la normativa nacional e internacional. La última fue la FEUTSM, que reformó su estatuto con un 83% de aprobación. ¿Vendrán desafiliaciones masivas? Nadie lo sabe, pero si una institución sufre este fenómeno es porque tiene problemas de representatividad desde antes. Sí podemos estar seguros que desde hoy esas federaciones asumen un nuevo deber: representar la voluntad de sus afiliados, velar por la responsabilidad, probidad y transparencia en su actuar, y lograr -sin obligar- que los estudiantes se sientan comprometidos a crear poder estudiantil.   Leer en LA TERCERA

[Francisco Costa] Fin al CRUCh

Hace unos días un experto en educación del Banco Mundial se refirió a la necesidad de terminar con el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas, un resabio histórico de carácter monopólico que no justifica su existencia como organismo creado y privilegiado arbitrariamente por el Estado a través de la legislación. No hay argumento plausible para que esta organización subsista. Cada vez son más las instituciones “no tradicionales” que se destacan en docencia, extensión e investigación por sobre otras “tradicionales” que no sobresalen por su calidad ni por su rol público. El Cruch debería ser derogado por dos grandes razones: no resulta admisible en una democracia la existencia de un cartel universitario integrado y presidido por la propia autoridad educacional encargada de definir las políticas que afectarán a todas las otras instituciones excluidas y más importante aún, no se justifica la existencia de un cúmulo de instituciones privilegiadas cuando el foco de toda política pública deben ser las personas, dándole a ellas la posibilidad de escoger donde estudiar en atención a sus intereses, valores y proyectos de vida. Terminemos con el Cruch, concentrémonos en las personas.   Publicado en: El Mostrador / El Demócrata

[Francisco Costa] La gratuidad más cara

Visto ya que la pretensión de “gratuidad universal” del Gobierno es regresiva e impracticable, ha comenzado a escucharse la idea de un impuesto al graduado aplicable a los jóvenes que hayan finalizado sus estudios con asistencia estatal, iniciativa que ha sido reiteradamente rechazada por países que ya la han discutido (como el caso de Inglaterra u Holanda). La idea vulnera elementos de justicia que no pueden ignorarse: un egresado de altos ingresos pagará un impuesto que otra persona con los mismos ingresos pero que no pasó por la universidad no pagará; pagará el estudiante que estudie en Chile y no lo hará quien pueda costear sus estudios en el extranjero; pagarán más las personas que decidan estudiar las carreras de mayor complejidad, segregando aún más el desarrollo de capital humano avanzado a los sectores más acomodados. Y lo más preocupante de la lógica de este impuesto es que nos somete a un círculo de completa dependencia estatal, colocando al estado por sobre toda decisión relacionada con la educación superior.Esta política, en vez de propender a la emancipación y autodeterminación de las familias, las condena al eterno asistencialismo estatal y a una completa dependencia de los políticos de turno. Esta es la “gratuidad” que pide ciegamente la dirigencia de la CONFECH, la gratuidad que nos saldrá más cara.   LEER EN: La Tercera | El Demócrata | Mercurio Valparaíso | Austral de los Rios  

[La Tercera] Francisco Costa: El ejemplo de Reino Unido

Señor director: Las recientes elecciones en Reino Unido dieron como ganador al partido liderado por David Cameron, quien para este nuevo periodo podrá seguir gobernando sin necesidad de realizar un pacto de coalición. En esta victoria debe darse crédito al relato subyacente en los ejes de las políticas públicas impulsadas por los tories: el de una gran sociedad compuesta por protagonistas y no espectadores, descentralizando el sentido de “lo público” y transfiriéndolo a las personas y a todo tipo de organizaciones en que éstas participen, ya sean empresas, sindicatos, ONG, iglesias, juntas de vecinos, entre otros. En el escenario actual de la política chilena, en que la confianza en el sistema político es bajísima, nuestras autoridades deberían plantearse cambiar el eje de su programa por uno que en vez de tender a crear más organismos, se acerque a las personas, entregando a la sociedad civil mayores atribuciones en la solución de los problemas públicos y en la búsqueda del bien común. Francisco Costa Yáñez Subdirector Ejecutivo Centro de Estudios Equidad Ξ   Publicado en... La Tercera      

[Francisco Costa] Convención de Estudiantes: Despolitización e indiferencia

Como delegado en la pasada Convención de Estudiantes fui testigo de la necesidad de discusión y de verdadero debate que hay al interior de nuestra comunidad, así como de la poca participación y el débil compromiso estudiantil en los espacios de representación. Sin duda estos temas han servido para el fluir de largos ríos de tinta, dando para escribir innumerables artículos y columnas de opinión, pero creo que hoy hay un grupo de personas que necesariamente debemos dar una nueva lectura a este fenómeno, responsabilizándonos y haciéndonos cargo del problema. El panorama es preocupante: dentro de la universidad, cuna del pensamiento y de la discusión crítica, hay sectores que no se han preocupado por contribuir con el desarrollo de sus principios, abandonando la “batalla de las ideas”, limitándose a defender sus posiciones a media voz basados en intuiciones más que en argumentos sólidos. En tal sentido, han tomado un rol reaccionario ante las iniciativas de otros sectores que sí han sabido canalizar sus doctrinas en el debate universitario, dándose incluso licencia para instrumentalizar políticamente, sin mayor contrapeso, distintos centros de estudiantes y la misma mesa ejecutiva de nuestra federación. En esta línea, comparto la visión que rechaza la instrumentalización de las organizaciones estudiantiles y de todo cuerpo intermedio por parte de organizaciones externas, pero considero que al resguardar el necesario sentido gremial de estas instituciones no debe dejarse de lado el trabajo de las ideas, el que hoy ha sido abandonado por aquellos que, buscando la despolitización de estos cuerpos intermedios, han caído en una lamentable despolitización de las personas, dejando durante años un importante abanico de principios, autores e ideales en el olvido. Y sí, esta acción debe realizarse desde el motor y cerebro de la Sociedad: la universidad, centro de generación del conocimiento para

By |diciembre 17th, 2014|Categories: Columna|0 Comments